Regalar un cuento personalizado

Todos sabemos de la importancia de animar a los niños, desde muy pequeños, a leer. En un mundo cada vez más digital, es importante hacerles comprender y valorar el tener una actividad, en este caso la lectura de un cuento, donde prima el interactuar con algo físico como es el libro, donde se puede tocar el papel, oler sus páginas y por supuesto hacerlo en solitario o por el contrario compartir la experiencia con hermanos, amigos o los papás. Teatralizarlo y jugar con él. La lectura de un libro favorece la imaginación y el juicio propio tan necesario siempre.

Ese valor ya está en un libro cualquiera es verdad, entonces, ¿por qué regalar una historia personalizada?.

A veces no es fácil conquistar a un niño con un libro, las pantallas de las tabletas y de teléfonos móviles, el ordenador, son una competencia muy desleal. Pero si a una historia le añadimos ciertos ingredientes el camino es más fácil. Es el caso de los cuentos que son personalizados, algunos lo hacen con el nombre y eso ya es un plus, los niños se saben protagonistas pues su nombre está en la historia. Los hay que añaden un avatar que se parece algo a ellos, mismo color de pelo, piel parecida, un factor que les engancha más todavía.

Otras empresas, al igual que Imagina Tu Cuento, hacemos posible que se vean con su rostro. La foto de su cara es la imagen visible del protagonista. Ya no les queda duda alguna, ellos son los que viven el cuento, ya sea de fantasía o no y eso hace posible que se sumerjan en el libro y quieran verlo y leerlo muchas veces. Serán actores protagonistas y pasaran a imaginarse otras aventuras con él en primera persona, después afianzado el placer por leer, serán capaces de ponerse en la piel de otros personajes de otras historias y vivirán con ellos como si fuesen ellos mismos quien viven las historias.

Se asombraran al verse dentro de un libro, se reirán y se emocionaran, creo que con eso ya hemos hecho un gran regalo y desde luego ayudará a desear conocer otras historias y otros mundos, lecturas nuevas para unos lectores capaces de ponerse en la piel de otros protagonistas.

Después pasado el tiempo les hará ilusión verse de pequeños en su libro y si además es para revivir su convivencia con su mascota, más ilusión les hará, al igual que recordar momentos claves de su vida, como es pasar por la escuela infantil o el colegio en su etapa infantil, junto a sus compañeros y profesores o si hicieron la comunión, poder sentir de nuevo la experiencia de aquel momento viendo su propio libro.

Para mí, estos cuentos personalizados son cuentos con corazón, llenos de emociones que viven los niños y no tan niños, en primera persona. Son un regalo muy especial que no dejará indiferente a quien lo recibe.